COPEL-COBES – Creazione del collettivo dei praticanti della parola in Belgio

#

1. ¿En qué contexte ha surgido esta ley belga sobre la atención en las profesiones de salud mental, – de julio de 2016 – establecida por Maggie De Block, ministro de Asuntos Sociales y de Salud Pública ?

 El contexto es de entrada discursivo. Se trata de lo que nosotros llamamos la caída del nombre del padre, tiene dos retornos. Por un lado un padre fundamentalista que quiere poner en vereda las incoherencias inherentes a la vida humana ; por otro lado, un discurso cientificista delirante que pretende hacernos creer que se puede explicar todo con los números. Es el discurso lo que está en el fundamento de una voluntad de someter lo « mental » a la Evidence Based Medecine, como si se pudiera medir los malestares del parlêtre de la misma manera que se mide el nivel de azúcar en la sangre. ¿Me atrevería a decir que el fundamentalismo es la verdad del discurso cientificista evaluador?, sí, lo digo.

Este discurso no se propaga solamente en Bélgica. En Francia, un proyecto de resolución firmado por 93 diputados se presentará a la Asamblea Nacional a comienzos del mes de diciembre. Para ello es necesario condenar y prohibir el psicoanálisis como tratamiento al autismo. ¿Porqué condenar ? ¿Qué es lo que toca la moral y que se introduce en este texto ?. Será que la insubordinación de los autistas empuja a poner fin a la estupidez del amo y el hecho de que el psicoanálisis esté a la escucha de lo que el sujeto descubre, el alivio subversivo del psicoanálisis.

Esta lectura del malestar discursivo del mundo moderno nos permite comprender lo que está pasando entre la ley sobre las profesiones de salud mental que ha sido votada en 2014 durante el mandato del Ministro de Sanidad anterior Laurette Onkeling y esta última ley de 2016 de Maggie De Block contra la cual luchamos. La primera ley tomaba en consideración la complejidad del terreno y no buscaba poner orden en la diversidad de la práctica del campo de las psicoterapias acordando a Una sola orientación comportamentalista y cientificista. Considero que la ley de 2016 es una respuesta a la ley de 2014. Esta respuesta es cuanto más feroz, que ataca a una cierta libertad reconocida en la ley de 2014, de la misma manera que la guerra fundamentalista es una respuesta a la libertad sexual. Es en esto que la ley Maggie De Block es una ley fundamentalista.

7_manif_24-11-2016-copie

2. ¿Cuales son los peligros tanto para los pacientes como para los profesionales de la Salud Mental?.

Los practicantes de la Salud Mental que consideran que la transferencia y la palabra son los fundamentos de toda cura psy constituyen la gran mayoría de los trabajadores sobre el terreno.

¿Han conocido ustedes alguna vez un clínico TCC ?. Yo no. Es que ¡no muchas personas tienen esta ética y se someten a las exigencias de la evidence base !. Pero, nada garantiza que este estado de cosas vaya a continuar. Si esta ley no se retira, si logran aplicarla, a largo tiempo los practicantes de la palabra, sean de orientación humanista, sistémica o psicoanalítica desaparecerán progresivamente del sector público porque las instituciones no se interesarán en ellos. Su práctica será considerada « no consensual » y no cobrarán por ello. No podrán ser contratados en los servicios de Salud Mental ni en los hospitales. Esto por supuesto tendrá repercusión en el campo liberal. Los jóvenes se someterán a estas exigencias, simplemente para ganarse la vida. Poco a poco, la comunidad de practicantes de la palabra desaparecerá. Esto ya es el caso en paises como Austria, Alemania, Inglaterra y los Países Bajos, donde la legislación similar a la de Maggi De Block está en vigor desde hacen muchos años.

En lo que concierne a los pacientes, el peligro es que no podrán beneficiarse de los cuidados adecuados. El objetivo principal de esta ley no es reducir el sufrimiento, sino devolver los enfermos al trabajo. Los legisladores no esconden sus motivaciones de hacer economía con esta ley. Se parte de la premisa de la existencia de absentismo y de una falta de productividad laboral, y la atribuye a las « ligeras » dificultades mentales de una parte importante de la población. Los que sufren de estos trastornos ligeros no tendrán que reembolsar después de cinco sesiones y serán obligados a retomar su trabajo. Ellos serán abandonados mínimas cuestiones existenciales, y esta experiencia los desanimará a retomar la palabra.

Copel3

3. El copel-cobes, colectivo de los practicantes de la palabra ha sido creado en Bélgica después de la entrada en vigor de esta ley. ¿Cual es su combate ?

El contexto en el cual nos encontramos no es corporativista. Como lo he dicho anteriormente, es un discurso. Se trata de una guerra entre dos discursos sin ninguna conciliación posible. El COPEL-COBES parte de constatar que la gran mayoría de los trabajadores de la Salud Mental en Bélgica se oponen a la ley de Maggi De Block. Nos ha parecido necesario crear un lugar en el cual, la voz de esta gran masa de trabajadores pueda escucharse. Este es el principal objetivo de COPEL COBES. La decisión de crear este « point d’où » ha sido tomado en ocasión de un metting organizado en un centro médico psicológico en Bruselas el 21 de octubre, al cual han asistido 200 personas. Desde entonces existe una lista electrónica y al dia de hoy hay 600 personas inscriptas. La lista difunde un texto por día y lleva la voz de los trabajadores de salud mental. Ella vehicula también informaciones sobre el avance de la aplicacion de la ley. Además pequeños videos divertidos que aparecen diariamente. Una manera de mantener la moral frente a la pulsión de muerte inherente a la ley De Block. Estos videos testimonian lo contrario, la vivacidad de la palabra.

La semana pasada se organizó una protesta contra las reformas de Maggie De Block en el campo de la salud general. Asistieron entre 15.000 y 20.000 personas. Apelamos a los lectores de Cope-Cobel a hacer oir su voz en el evento, estamos bien presentes con nuestros actuales signos muy visibles y que han atraído mucho interés sobre todo en los medios de comunicación.

La lucha no ha terminado, ni mucho menos. Continuará. Tenemos todo tipo de proyectos de resistencia, a llevarse a cabo en los próximos meses. Queremos la retirada completa de esta ley. Nada menos nos convencerá.

Traduction : Norma Lafuente

 

Print Friendly

This post is also available in: Francés Inglés Italiano Holandés