A MI MANERA- O MODO MOI-

El CPA-Madrid es una institución de psicoanálisis aplicado al estilo CPCT, pero con la salvedad que ha sido creado a partir del deseo de algunos miembros de la escuela en Madrid. Andrés Borderías es su director. El equipo está compuesto por siete personas. El tratamiento es gratuito y limitado en el tiempo. El lugar ha sido cedido por el Ayuntamiento de Madrid, varios despachos situados en un Centro de Asistencia social en un lugar céntrico de la ciudad. El único gasto es el del teléfono y un cuaderno donde se registran las demandas. Está en funcionamiento desde hace tres años y medio y recibimos pacientes derivados de salud mental, por transferencia boca a boca, del Nucep, de miembros de la Escuela, de distintos centros sociales de la ciudad, también de colegas de otros países. Cada año hacemos unas Jornadas abiertas al público al que suelen asistir alrededor de 130 personas, las últimas con el título “Ganarse la vida” nos permitieron no sólo exponer los casos sino también mostrar cómo opera el psicoanálisis a un público lego. Las reuniones clínicas las realizamos quincenalmente en nuestra consulta, con discusiones muy vivas sobre los casos.

Este año nos dimos como tema de investigación :  el tiempo en todas sus modalidades.

A partir de esta experiencia hemos puesto en marcha un departamento de investigación sobre psicoanálisis aplicado en el Nucep en el que invitamos a colegas de España y de otros lugares de la AMP a presentar sus experiencias. Este departamento forma parte de las enseñanzas que se dan en el Nucep y de él somos responsables Andrés Borderías y yo misma y en él  el equipo de CPA se hace responsable de algunas de esas reuniones.

Concluyo con una breve viñeta clínica: Un joven universitario se dirige al CPA con un malestar difuso. La situación frente a una analista le resulta extraña por inhabitual. ¿Qué le afecta? No sabe muy bien, hay algo de apatía en su modo de hablar pero se pone a hablar y dice: Me han anulado la matrícula de la universidad por no avisarme de que tenía que pagar el segundo plazo. ¿Tienen que avisarte?-le pregunto. Bueno, yo no me he enterado del segundo plazo. Ya me pasó el año pasado, se me olvidó pagar el último plazo. No lo pago con mi dinero, si lo pagara con mi dinero no se me olvidaría – añade. !Ah! le digo cortando la sesión. Me avisa que no podrá venir la siguiente vez porque tiene que ir a un campeonato de rugby. A la vuelta me dice: Estuve pensando sobre lo que hablamos, he encontrado un trabajo a tiempo parcial. Perfecto, le digo, si algún día quieres analizarte podrás pagar las sesiones con tu dinero. El me pide el teléfono y se despide.

En esta breve viñeta el sujeto pasa de la indefinición inicial a hablar de un olvido que se ha repetido, se le olvida pagar y al mismo tiempo reconoce que ese olvido se debe a que no paga con su dinero. Fue suficiente la presencia de la analista y  el corte de sesión para que se produjera una rectificación subjetiva en acto. Ha buscado y ha encontrado un trabajo, ahora dispone de dinero con el que puede pagar. Ya sabe que para analizarse tendrá que pagar. El tiempo lógico de este tratamiento es el tiempo que ha necesitado el sujeto para producir una conclusión a partir de lo no sabido que se puso en acto en la sesión.

Print Friendly

This post is also available in: Francés