¿Cómo de costumbre ?

#

Si la canción My Way promete al que canta ser entonada fuera de la cama en sus enunciados para erigirse como sujeto, no es lo mismo para el que se acerca a la canción francesa Comme d’habitude anunciando un próximo letargo sentimental. Para muchos, este sintagma « comme d’habitude » queda inmortalizado por Claude François que hace del estribillo de esta canción la mecánica de las lágrimas. Menos lágrimas pero más crucial para nuestro propósito sobre las derivas normativas y sus efectos deletéreos, este sintagma también es considerado en el cuestionario de auto-evaluación en psiquiatría GHQ[1]. Se trata en este test de compararse, a sí mismo de cómo uno es habitualmente. El item 19 da una visión amarga en ese self-test banalizado en numerosos lugares de tratamiento : « ¿ha tenido el sentimiento de jugar un papel útil en la vida ? »

1/más útil que lo habitual

2/como de costumbre

3/menos útil que lo habitual

4/mucho menos útil que lo habitual.

¿Qué puede responder nuestra clínica fuera de las normas a este cuestionario insensato que inscribe en su programa de salud mental una temporalidad Una, independiente del sujeto, buscando corregir lo arbitrario del surgimiento de sus pulsiones ?

A manera de respuesta, F. Bouvet evoca los caprichos del tiempo subjetivo : « ¿los jóvenes pueden persistir, holgazanear en nuestras sociedades contemporáneas ávidas de rentabilidad ? » Rentabilidad que lleva a Vilma Coccoz a preguntarse : « ¿cómo romper con la red del pensamiento racional ? » cuando se trata de la inclusión de niños autistas, sin contar con el escollo de ser « convertidos en modelo » a pesar de ellos comenta Enric Berenguer en su texto: « Hacer surgir la sorpresa, la invención en el lugar habitual, de la repetición, de la reiteración » es la proposición de J-P Rouillon en la institución de Nonette, es también el de Bertran que recuerda la necesidad de « mantener un signo de interrogación sobre el funcionamiento de cada sujeto » acogido. La invención será también en A. Artaud en quién « el cuerpo no puede separarse de la obra » como escribe K. Koretzky.

Traducido por Norma Lafuente

 

[1] Le General Health Questionnaire (GHQ) es una herramienta de autoevaluación que el sujeto llena, desarrollado por Goldberg para detectar trastornos psiquiátricos en sujetos de la población en general así como los pacientes de las instituciones no psiquiátricas : ambulatorios de consulta externa en medicina general. Ha tenido un gran desarrollo y es muy utilizado en numerosos paises, esencialmente en dos dominios : la psiquiatría social y la           detección de los « casos » psiquiátricos en medicina general o en los pacientes que presentan afecciones somáticas. El desarrollo del GHQ se describe en el libro de Goldberg (1972). Desde entonces muchas versiones ((GHQ-60, GHQ-30, GHQ-28 et GHQ-12) han sido puestas al día así como sus traducciones en 38 lenguas diferentes.

 

Print Friendly

This post is also available in: Francés Inglés Holandés