¿Transparente es una serie sobre las particularidades de los transgéneros?

#

En su “Nota sobre el padre” en 1968, Lacan presagiaba “una segregación ramificada, reforzada que se recorta a todos los niveles” en relacion a la “evaporación del padre” 1. En mi opinión, esta nota acentúa dos tipos de segregaciones, la inclusiva y la exclusiva. Es sobre la segregación inclusiva que yo quiero poner el acento.

La segregación exclusiva hace estragos en un contexto de crisis política y económica.Asociada a los intereses nacionales y al reclamode una identidad relacionada al territorio y a la raza, conlleva un proceso permanente de exclusión del Otro, que la padece. Pero, en el mismo movimiento, la mundialización produce “neo-segregaciones”2, en las cuales los sujetos encuentran una nominación y una identidad de goce alrededor de la identificación a una comunidad- en la serie, es la comunidad transgénero que es descripta en primer lugar- con una nominación que ellos comparten. A esta nominación, imaginaria, se suma la reivindicación activa, no padecida, de un modo de vida comunitario. Esta segregación es inclusiva, específica de las sociedades “abiertas” del capitalismo el más moderno, pero ella se muestra a menudo solamente en apariencia una alternativa al proceso de segregación clásica o exclusiva.

Con la serie Transparente – historia de un padre, que se ha vuelto trans – escrita por Jil Soloway, tenemos la ilusión perturbante de las cuestiones identitarias relacionadas a esta segregación inclusiva. El combate de esta cineasta feminista reposa sobre la salida del binarismo hombre/mujer via reivindicaciones diversificadas de géneros. Ella describe la vida cotidiana de una familia judía donde el padre jubilado anuncia que quiere transformarse en una mujer. Esta falla en lo que estaba garantizado hasta ahora produce un vértigo en cada uno de los personajes familiares, cada uno se aferra entonces a los particularismos comunitarios. Es el caso de un padre en primer lugar que se introduce poco a poco en la comunidad trans, la madre se aferra a las fiestas religiosas de la comunidad judía, la hija mayor intenta encontrar en su comunidad sadomaso una brújula a su goce, la hermana menor descubre por su parte un grupo de lesbianas feministas, de donde su padre, trnasformado en travesti, se hace excluir, durante un festival reservado exclusivamente a las mujeres. En efecto, ¿salir de las normas establecidas, para incluirse en aquellas de las comunidades no crea neonormas, nuevas imposiciones?

A medida que cada uno se acerca a un grupo sexuado o sexual, un malestar se encuentra. “Transparente no es una serie para contar cómo los usos sexuales cambian a aquellos que los practican. Se trata más exactamente de atrapar cómo aquel que habla de ellos se modifica por el hecho de hablar” 3. Más aún, cada sujeto encarna por los callejones sin salida de su palabra, el no-todo que “apunta el punto de real donde la feminidad se resiste siempre a la normatividad” 4. ¿Cada personaje no buscaría su diferencia absoluta, que no es aquella de la diferencia comunitaria, sino aquella de su singularidad de goce?

El padre travestido descubre que puede querer ser una mujer, manteniendo al mismo tiempo un lazo sexual con una mujer. Mientras que está a las puertas de su transición de cuerpo, mira a su compañera y le dice: “En el fondo, ¿tu amas mi pene?”. Ella le responde: “Pero sí”. Sorprendido, es todo su recorrido identitario que vacila. ¿Quién soy yo sino aquel que desea el deseo del Otro?, montaje inconsciente que la segregación comunitaria obstruye.

Finalmente, el malestar tan bien encarnado por cada personaje dice igualmente a qué punto hay una imposibilidad a ser su cuerpo, nosotros tenemos un cuerpo. Esta disociacion no es lo propio de los transexuales, y es elegantemente sobre esto que esta serie trata.

 

Micaela Frattura

Carla Bianchini

Print Friendly

This post is also available in: Francés Inglés